¿Debería reducirme el pecho?

Problemas que solo las chicas con pechos grandes entenderán

Ariel Winter, una de las actrices de Modern Family, dijo: «Mis grandes pechos me hacían infeliz». Tras una reducción de pecho, comenta: «No lo hice porque no me gustara mi aspecto. Tener que soportar tanto peso me estaba afectando psicológicamente».

Son muchas las chicas que tienen pechos grandes, y algunos de los problemas a los hacen frente son:

– Faltan copas en el mercado

– El sujetador es una tortura

– Hacer deporte no resulta nada fácil

– Amplifica el volumen real del resto del cuerpo

– Aumentan las molestias premensuales

No todas las mujeres pueden gozar de sus curvas. Muchas de ellas tienen grandes dificultades para hacer deporte, padecen dolores de espalda, arrugas precoces, entre otras causas.

Cuando el dolor de espalda es recurrente o hay eccemas u otras molestias, lo habitual es que la mujer acuda a su médico de atención primaria, al reumatólogo o al traumatólogo. Son ellos quienes las derivan al cirujano plástico para valorar la conveniencia de una mamoplastia de reducción.

Pese a tratarse de una operación estética no deja de ser una cirugía, por lo que las pacientes deben asegurarse de que se realice exclusivamente en el quirófano de un centro hospitalario o una clínica y de que el profesional que se la practique tenga la correspondiente titulación oficial de especialista en Cirugía Plástica, Reparadora y Estética.

La reducción entraña algo más de dificultad que el aumento. Se realiza con anestesia general y en ella se extirpan partes de la glándula mamaria y de grasa. A continuación, se recoloca el tejido sobrante. La intervención dura entre dos y tres horas y precisa de ingreso postquirúrgico.

Información extraida de:

http://www.elmundo.es/loc/2016/03/11/56e185be268e3e8c138b457d.html
http://elpais.com/elpais/2015/08/27/buenavida/1440670563_509976.html

No hay comentarios

Deja un comentario