La belleza del rostro, el triangulo invertido

De forma consciente o inconsciente, cuando nos maquillamos, resaltamos el pómulo y hundimos las mejillas, es así como consideramos a las modelos bellas.

La armonía, la belleza de nuestro rostro reside en los tejidos duros de la cara (huesos y cartílagos), si deseamos embellecer el rostro, salvo en la rinoplastia, modificar la estructura ósea de la cara es una intervención muy agresiva que no debe indicarse solo por motivos estéticos. La alternativa es modificar los tejidos blandos para conseguir el equilibrio y armonía del rostro.

Hay tres procedimientos claves para conseguir el efecto de triangulo invertido:

1. Aumentar los pómulos con tejido propio

2. Hundir las mejillas mediante extracción de las bolas de Bichat

3. Eliminar la papada con una liposucción de cuello, si consideramos mejorable la proyección del mentón lo corregiremos

Los pómulos y el mentón se pueden realizar con tejido propio, la grasa o bien con ácidos hialurónicos, en cada caso recomendamos el tratamiento más adecuado.

En el caso de las dos pequeñas intervenciones, las bolas de Bichat y la liposucción de papada , es un procedimiento sencillo una técnica quirúrgica de 60 minutos y con una ligera anestesia .

Infórmate con nuestro equipo de especialistas en medicina y cirugía estética facial.

Tags:
,
No hay comentarios

Deja un comentario